UNA VARIANTE CLÁSICA PARA UN ESTILO ACTUALIZADO

Con el buen tiempo instalado definitivamente y el verano a la vuelta de la esquina es hora de relajar los looks más formales y aportar notas divertidas y desenfadas a los estilismos. ¿Cuántas veces habéis pensado en opciones diferentes para vestir un traje en primavera? Os presentamos una variante a la clásica combinación de camisa y corbata que funciona muy bien y os hará lucir de forma especial: El traje con polo.

Conocéis nuestro gusto por la continua mezcla de elementos formales e informales y la combinación que os proponemos no es otra cosa si no conjugar la prenda más formal del armario, el traje, con una de las más informales y deportivas, el polo. Creemos que es una forma muy acertada de llevar el traje en eventos de tarde noche, así como inauguraciones, exposiciones o desfiles de moda, así como para un afterwork en una terraza. Cuelga la camisa en el armario de la oficina y sustitúyela por un polo.

Un consejo, ante la duda, juega con las gamas de azules y crea un look, casi monocromático. Conseguirás un aspecto cool, desenfado y elegante.

Te presentamos dos variantes con diferentes trajes de tonos azules.

La primera, combina el azul de tonalidad clara con el azul marino oscuro. De este modo la luz recaerá sobre el traje y el tono menos vivo del polo pasará a un segundo plano.

La segunda, a la inversa, el tono marino oscuro del traje estilizará nuestra figura y el color desgastado del polo aportará el desenfado justo para restar formalidad al clásico traje azul marino.

Culmina el estilismo con un pañuelo a tu gusto y unos buenos zapatos. Si quieres sustituirlos por unas zapatillas, asegúrate de que vayas a un evento puramente informal, de lo contrario, mejor optar por alguno de los infalibles modelos de calzado clásico.